Consejos para el cuidado adecuado del piercing


Foto: cottonbro/pexels.com

No se debe prescindir del cuidado adecuado y cuidadoso de la perforación; el siguiente artículo explica cómo se debe diseñar. 

La importancia del cuidado cuidadoso del piercing

Aquellos que estén pensando en finalmente hacerse su primer piercing deben pensar en cómo cuidar su nueva joya con anticipación. La ubicación de la perforación es poco relevante en las pautas generales de atención. Sin embargo, se pueden identificar algunas partes del cuerpo que son particularmente sensibles y, por lo tanto, tienen más riesgo de complicaciones. Sin embargo, la regla básica siempre es que la perforación de un piercing es una intervención en el organismo, que va acompañada de una herida. 

El sitio de la perforación en la piel no forma costras, como abrasiones o cortes. Para evitar que el lugar de la punción se vuelva a cerrar, es necesario llevar la joya de forma continua desde el principio. Sin embargo, esto también significa que la herida permanece abierta durante un cierto período de tiempo y, por lo tanto, existe un riesgo general de que se instalen varios patógenos, bacterias y gérmenes. La protección necesaria proporciona entonces una cuidadosa cuidado de la perforación

Esta protección es particularmente importante en el período inicial después de la perforación, con el fin de apoyar la formación de una capa protectora de piel en el canal de la perforación; esto también se conoce como eritelización. Sin embargo, los amantes de las perforaciones también deben saber que los cuidados demasiado intensivos también pueden causar daños. 

El manejo correcto del piercing fresco

El piercing debe dejarse reposar por completo el primer día después del piercing. A partir del segundo día se deben realizar cuidados integrales del piercing hasta que la herida haya cicatrizado por completo. 

Por ejemplo, la regla general que se debe tener en cuenta es que se debe evitar en la medida de lo posible tocar el piercing, idealmente solo se debe tocar con las manos previamente desinfectadas a efectos de limpieza. Tampoco está permitido nadar, bañarse, visitar el solárium o la sauna. Durante el lavado o la ducha, la perforación debe protegerse completamente. 

Si la nueva joyería piercing está en el área de la cabeza, también se debe evitar el tinte para el cabello. Tampoco se deben usar jabones o cosméticos decorativos en perforaciones faciales recientes. 

Básicamente, se debe evitar el esfuerzo físico excesivo y el estrés. Idealmente, también se presta atención al sueño adecuado y una dieta equilibrada. Se debe evitar el alcohol, la nicotina u otras drogas y, en su lugar, garantizar una ingesta adecuada de líquidos, como infusiones o agua. También se requiere precaución cuando se trata de contacto físico cercano o el intercambio de fluidos corporales, porque la perforación debe protegerse lo mejor posible de presión o fricción, especialmente por la noche mientras se duerme. 

Puede ser útil para enfriar el piercing. Como ya se mencionó, las joyas perforantes no se pueden quitar. No se recomiendan medicamentos anticoagulantes, como la aspirina, en los primeros días después de la picadura, se deben tomar otros medicamentos y se debe consultar al médico con anticipación.

Complicaciones con la perforación: así es como actuar

Incluso si la perforación generalmente se cuida adecuadamente, aún puede causar problemas. Sin embargo, si un piercing se pincha recientemente, algunas reacciones se pueden considerar completamente normales, por ejemplo, la hinchazón en el lugar de la punción. Además, también hay fugas de líquido de la herida. Sin embargo, si esto se convierte en pus, esta es una señal de advertencia grave. A menudo, la perforación también pica y duele un poco, pero esto no es una señal de un mal cuidado de la perforación. En algunos casos también se produce un ligero sangrado secundario.

Sin embargo, si el ardor en el sitio de la punción se impone y se forma una erupción, esto definitivamente puede considerarse una complicación. Lo mismo se aplica si la curación no progresa más, sino que se forma pus y humedad excesiva. Sin embargo, nunca debes entrar en pánico. En su lugar, se debe visitar el estudio de perforación respectivo para recibir consejos sobre cómo proceder. En muchos casos ya es útil cambiar los productos de limpieza por el cuidado del piercing si, por ejemplo, se presentan reacciones alérgicas al agente original. 

Sin embargo, si la situación no mejora y aumentan los problemas con el nuevo piercing, es fundamental acudir al médico. Sin embargo, esto solo sucede en los casos más raros porque, siempre que se tenga el cuidado adecuado, una perforación representa solo un riesgo muy pequeño para la salud. 

El cuidado de los lugares de perforación especiales

Hay bastantes perforaciones que requieren un enfoque especial en cuanto a su cuidado, esto se aplica en particular a las perforaciones en el cartílago, como las perforaciones en el hélix, pero también en el ombligo y las perforaciones en el ombligo. Piercings de nariz. En estos casos, no se deben usar tintes para el cabello, maquillaje, polvos y cremas durante el proceso de cicatrización. 

Los piercings situados en la zona de la boca, como los piercings del labio o del labio, también requieren un cuidado especial piercings en la lengua. La boca debe enjuagarse adecuadamente después de cada comida, y no se deben consumir bebidas ni alimentos extremadamente calientes, fríos o picantes. También se debe evitar estrictamente fumar durante el proceso de curación, y el intercambio de fluidos corporales también es un tabú. 

También se deben observar estrictas pautas de cuidado para las perforaciones en el área íntima. Se debe evitar la actividad sexual hasta que la perforación se haya curado por completo y se debe usar ropa holgada y cómoda. Es importante que la ropa interior sea transpirable; idealmente, se deben usar productos hechos de algodón, porque los materiales sintéticos no son adecuados para una perforación íntima recién perforada.

Compra ahora